A MI QUERIDA HIJA

TU CARIÑO Y TU VIDA PARA MI ALMA SON EL SAGRADO ALIMENTO,

QUE NUTRE A MI CORAZÓN.

NO QUISIERA QUE EN MI VIDA TU CARIÑO ME FALTARA,

PUES ES LA MAYOR RIQUEZA Y ALEGRIA DE MI ALMA.

AUNQUE BAJO LA TIERRA,  MI CUERPO METIDO ESTÉ EL CARIÑO QUE EN MÍ ENCIERRAS,

JAMÁS YO LO OLVIDARE

ALLÁ EN LA INMENSIDAD EN LOS MUNDOS DEL ESPACIO HABRÁ UNA VENTANA ABIERTA, 

PARA VER LO QUE HAY ABAJO.

YO TE ENVIARÉ <HIJA MÍA>

( CON EL PERMISO DE DIOS)

UN MENSAJE DE FLUIDOS DE PAZ, AMOR Y MUCHOS BESOS.

EL POETA DEL AMOR  2-2-2018